Robots colaborativos

  • 2
  • 27/07/2015
Robot colaborativo o cobot

Los robots colaborativos o cobots

son unas entidades mecánicas o dispositivos robóticos con el objetivo de trabajar e interactuar directamente con personas en un espacio común de trabajo. También los podemos describir como la manera de trabajar conjunta que logramos entre varios robots en un espacio común, en este post solo trataremos de los robots colaborativos con humanos.

Hasta ahora los robots interactuaban con cosas pero no con personas. En la nueva era de la robótica esto ha cambiado. Los robots colaborativos están implantados en muchos sectores de la industria donde realizan trabajos de pintura, ensamblaje, inspección, soldadura, calidad y pick and place. Pero donde se ha producido un mayor avance es en la industria de informática y de telecomunicaciones por la reducción de los componentes con los que trabajan donde se facilita su uso en el ensamblaje y pick and place.

Las principales ventajas

que nos aportan frente a otro tipo de robots industriales, aunque cabe destacar que no se hacen la competencia entre ellos ya que son diferentes puesto que están diseñados para ser más lentos y menos potentes que los robots industriales, son las siguientes:

Seguridad: Debido a la cercanía en el espacio común de trabajo que comparten con los humanos, la seguridad es un factor determinante. Los robots colaborativos trabajan mano a mano con las personas por esto son especialmente sensibles en cuanto a la seguridad se refiere. Los cobots tienen como principal característica su peso reducido peso, entorno a los 11 Kg con una capacidad de carga de hasta 3 Kg lo cual permite minimizar las medidas de seguridad, ya que se reduce el peligro considerablemente. Esto unido a que trabajan a baja velocidad comparados con sus hermanos mayores y a que además en caso de que el robot colaborativo detecte el mas mínimo impacto se parara de forma automática por lo que no se hace necesario ningún sistema de vallado perimetral, ni medidas de seguridad adicionales.

Fáciles de configurar: Gracias a su sencillez, peso y volumen, se reduce el tiempo de instalación y puesta en marcha de manera importante, su instalación y traslado lo puede realizar cualquier operario no cualificado. Básicamente son como un brazo humano, donde la base es el hombro, luego el codo y muñeca…

Flexibles: Al ser muy ligeros y de escaso volumen necesitan de una pequeña área de trabajo. Además son capaces de cambiar de trabajo o proceso de forma rápida y ágil por lo que facilitan cualquier tarea de automatización. Los robots colaborativos son como asistentes o ayudantes de las personas.

Fáciles de programar: Con un software muy intuitivo, podemos programar prácticamente sin conocimientos. En algunos casos basta con mover el brazo del cobot físicamente entre los puntos elegidos y será suficiente para que el robot colaborativo memorice el movimiento y lo ejecute. También podemos usar la tableta incluida para indicar los movimientos entre los puntos a realizar y listo…

Económicos: Especialmente pensados para pequeñas y medianas empresas, ya que tienen una rápida amortización, y no precisan de técnicos cualificados para su instalación y funcionamiento, cuestiones muy valoradas en toda empresa. El coste de estos equipos está por debajo de los 25.000 €. Pensemos también que al no requerir de medidas de seguridad, ni instalación, programación externa, se reduce aún más el precio final en comparación con los robots industriales.

Ergonómicos: Diseñados para trabajar con personas, están transformando los entornos laborales de las empresas donde se introducen, evitando los trabajos tediosos de pick and place, peligrosos con materiales dañinos para la salud, y poco gratificantes. Tienen además la ventaja de poder ser desplazados dentro de la nave en función de los requerimientos de producción que tengamos en cada momento.

Con los robots colaborativos,

comienza una nueva etapa en las soluciones de automatización industrial puesto que hasta ahora era impensable la implantación en pequeñas y medianas empresas ya que no podían acometer inversiones en robótica industrial por su elevado coste y prestaciones innecesarias para una empresa pequeña. Los avances en tecnología y software están repercutiendo en la reducción de los costes de manera sustancial lo cual se traduce en un crecimiento de los robots colaborativos a corto plazo.

Consultoría y proyecto gratis. No tienes excusa!!!

E-MAIL

SOLICITUD

Contacto Mekkam

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. CERRAR